A finales del pasado año, Trendy Entertainment (los creadores de Dungeon Defenders) denunció legalmente a los desarrolladores de Ark: Survival Evolved. Por haber contratado a un miembro del equipo de manera irregular, aunque éste había firmado un acuerdo de confidencialidad y exclusividad con Trendy.

El involucrado en el problema es Jeremy Stieglitz, quien dejó a Trendy para poder unirse a Studio Wildcard, violando las cláusulas de su acuerdo previamente firmado. Wildcard estuvo buscando diversas maneras de poder defenderse alegando que el desarrollador en sólo había sido invitado a colaborar como consultor.

Según ha reportado Gamasutra, después de varios meses de disputas legales y buscando la manera de poder evitar un juicio en el que peligra el juego de Ark: Survival Evolved. Wildcard decidió llegar a un arreglo monetario entre ambas compañías, pero los términos finales no fueron publicados.

Según fuentes cercanas al caso, Trendy busca recuperar “por daños” una cantidad cercana a los $600 millones de dólares, pero hasta ahora las cifras exactas de los resultados de las negociaciones no han sido reveladas.

Fuente: Gamasutra

¿Qué opinas sobre la noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.