La práctica de estafar a otros jugadores por artículos de los videojuegos siempre ha llegado a posibles sanciones, usualmente van a partir de suspensiones hasta prohibir acceso al juego. Sin embargo, en Dinamarca la estafa virtual podría llevar un castigo más tangible.

Un estafador de Counter-Strike: Global Offensive recibió tiempo en la cárcel la semana pasada por fraude, luego que sus víctimas lo llevaron a la corte en Dinamarca. Según ha reportado el medio Gaming.dk.

El delincuente estafó al menos dos jugadores por skins de Counter-Strike, una de sus víctimas perdió skins con un valor aproximado de $230 dólares. Mientras que dos víctimas por su parte llenaron reportes con la policía, incitando que tomaran acción a pesar de su falta de conocimientos sobre el manejo del dinero dentro de los videojuegos.

El culpable recibió una sentencia de 30 días de cárcel condicional, dejando pendiente unas 40 horas de servicio comunitario y el pago de una indemnización de 5,000 coronas danesas (alrededor de $750 dólares) a las dos víctimas.

Una de las víctimas, Nicolai “Nille” Pedersen, describió su experiencia de ser estafado, reportar lo ocurrido a la policía, y presentarse en la corte. A principios de este año, intentó vender una cuchilla en Counter-Strike: Global Offensive y encontró a un comprador que ofreció sobre $230 dólares. El comprador alegó que pagó con una transferencia bancaria que completaría el proceso el lunes, ya que todo ocurrió en el fin de semanas. Pero cuando llegó el lunes la transacción no se completó y el comprador había bloqueado a Pedersen de su cuenta. Por lo que tomó la decisión de ir a la policía.

La compra y venta de skins es un negocio masivo en los videojuegos. Recientemente fans estuvieron apostando por un skin en una partida reciente en ELEAGUE que alcanzó $1.8 millones de dólares. Es inevitable que casos pequeños como el que hemos visto tengan un mejor control del sistema de justicia.

Fuente: The Daily Dot

¿Qué opinas sobre la noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.