Mirrors Edge Catalyst

Digital Foundry se ha dado la tarea de analizar los problemas de rendimiento de la beta de Mirror’s Edge Catalyst en Xbox One y PlayStation 4. Aunque debemos tener en cuenta que ambas versiones aún están en desarrollo, los resultados no son del todo favorables.

Catalyst busca correr a 60 fps en las consolas, el doble que la entrega original de Mirror’s Edge, por lo que sus controles se sienten más responsivos. Sin embargo, la mayor parte del tiempo, el frame rate es inestable en las dos versiones.

Lo anterior se encuentra ocasionando que el juego sufra pequeñas pausas de manera repentina, las cuales son un poco más notables en Xbox One. No obstante, lo más interesante es que el juego tiene caídas de el frame rate incluso en las secuencias de video.

DICE ha comentado que aún estan trabajando por lograr el mejor desempeño de Mirror’s Edge Catalyst. Esperemos que el retraso de su lanzamiento sirva para pulir el juego.

¿Qué opinas sobre la noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.