Destiny

Bungie ha lanzado los detalles de la próxima actualización que estará recibiendo Destiny. Los detalles de los cambios han sido anunciado por medio del blog oficial del estudio y se espera que la actualización 2.0.2 llegue en noviembre.

El parche incluye arreglos para varios problemas que se han reportado en los ítems que dropean en Iron Banner, ajustes a los Bounties y mucho más. Se estarán corrigiendo varios bugs que han afectado cuando deben caer los ítems legendarios. Además, los Bounties serán expandidos pero particularmente estarán enfocados en corregir los que son muy difíciles de completar.

En adición se estarán haciendo cambios a la misión llamada “Crucible Forged” que forma parte de la expansión The Taken King. Esta secuencia de misiones será acortada y los jugadores ahora tendrán más opciones para decidir de que manera lo van a completar.

Se espera que la actualización 2.0.2 llegue antes de Acción de Gracias.

¿Qué opinas sobre la noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.