Lulzsec se dio la tarea de atacar los servidores de Nintendo América. Al parecer Lulzsec son los mismos que atacaron a Sony Pictures la semana pasada. La compañía de Nintendo América reconoció el ataque pero han clarificado ante cualquier duda que no se han visto comprometidos los datos privados de los usuarios.

Según la explicación que la compañía brindo el servidor no contenía información de los consumidores, ya que la protección de esa información se encuentra en su máxima prioridad. Por tal hecho siempre están en constante monitoreo de la seguridad.

Para estar un poco más “tranquilos el propio grupo de hackers Lulzsec han admitido que Nintendo ha puesto fin a la brecha de seguridad con celeridad.

 

¿Qué opinas sobre la noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.