Blizzard Entertainment ha comenzado a banear una gran cantidad de jugadores en Overwatch, luego de su debut hace dos semanas. La gran mayoría son de China, donde más de 1,500 jugadores fueron expulsados permanentemente del juego, manifestando en foros de hacks que no es posible poder engañar la detección de trampas por el estudio.

Además Blizzard decidió señalar a todos los tramposos en su foro oficial. Lo mismo está ocurriendo con los usuarios de occidente, los fans están reportando en los foros que sus intentos por engañar al juego han sido inútiles. Uno de los reportados fue un jugados que fue baneado, decidió comprar el juego nuevamente y no usar trampas, pero un par de días después, fue expulsado por segunda vez, posiblemente porque Blizzard detectó su PC.

Sin embargo, decidió cambiar su dirección MAC, los datos de identificación de su procesador y más información, pero fue inútil poder acceder a Overwatch. Tal parece que la única solución para volver al título es reinstalar el sistema operativo en la PC.

Blizzard está tratando a los tramposos con mano dura, y como evidencia, una persona decidió mostrar el correo electrónico que le envió el estudio sobre la cancelación de su cuenta. “No tomamos esta decisión a la ligera”, dijo Blizzard. “Nuestro equipo emitió este cierre después de una cuidadosa revisión de pruebas relevantes. Nuestro personal de soporte no reinvierte estos cierres y no puede responder a apelaciones”.

¿Qué opinas sobre la noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.