Desde el debut de Pokémon Go la comunidad de usuarios ha estado buscando formas de modificarlo. Con el objetivo principal de obtener ventajas al engañar el GPS o caminar automáticamente.

Finalmente, la desarrolladora Niantic ha decidido tomar acciones legales contra grupos que han realizado actividades ilícitas relacionadas con su juego. Según el medio Business Insider, Niantic ha puesto una demanda contra Global++, una asociación de hackers que se dedica a distribuir versiones modificadas de Pokémon Go e Ingress.

Además, según la desarrolladora, el grupo está monetizando su proyecto ilegal, pues vende suscripciones a estas aplicaciones ayudando a generar “ganancias masivas”. La demanda busca que Globall++ detenga inmediatamente la distribución de estas versiones de Pokémon Go e Ingress y que el grupo deje de realizar trampas en los títulos.

Niantic afirmó que estos hackers incluso ya desarrollaron su propia versión de Harry Potter: Wizards Unite, el próximo título de la compañía que apenas se encuentra en etapa de pruebas en algunos países. Con este motivo buscan tomar acción para evitar que la organización siga aprovechando el éxito de las IP de la desarrolladora.

Para todos los interesados, pueden leer la demanda completa en este enlace.

¿Qué opinas sobre la noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.