PLATAFORMAS: PC, Nintendo Wii, Playstation 3, Xbox 360 y Nintendo 3DS
FECHA LANZAMIENTO: 15 de Noviembre de 2011
GÉNERO: Carreras, Acción
PUBLICACIÓN: EA
DESARROLLO: Black Box
RECOMENDADO: T for Teen

Puntuación Final: 7.0/10

Need for Speed: The Run es la entrega más reciente de la franquicia de EA que se dirige a los fanáticos de los carros de carreras y las rutas fuera de lo normal donde deber llegar primero. Vas a poder conducir a través de Estados Unidos, desde el envidiable Los Angeles hasta New York. ¿Pero quien soy en el juego? En la campaña juegas como Jack Rourke (quien trae en mente a la película “Fast & Furious”) un corredor que tiene problemas con la mafia y necesita dinero el cual podrá obtener si gana en una carrera ilegal alrededor del país.

Aquí es donde comienza ha llegar los problemas con el juego. Primero que nada la campaña para muchos puede ser considerada como demasiado corta ya que en dos horas y media la terminas completamente. No se puede descartar que tiene el apoyo de actores como Christina Hendricks y Sean Faris, pero no con todo y eso la trama no logró llegar a su máximo nivel. La cual todavía estoy tratando de entender, ya que la trama se descarta en cierta parte del juego que en lo único que se enfoca es en las carreras (olvida chicas, mafia o el dinero).

Pero no todo sobre Need for Speed: The Run es malo! El modo de conducir en esta nueva entrega se siento un poco más complicado. Pone a prueba que mantengas el balance entre la velocidad de tu carro y los controles. No te preocupes si el carro que te dan al principio no te gusta, Need for Speed: The Run tiene una variedad de vehículos que se pueden adaptar a tu estilo de juego desde autos deportivos “sencillos” hasta los “muscle cars” que son un poco difíciles de controlar. Si me piden un tip: todo está en como frenas y aceleras al momento de salir en cada curva, esto ayuda a mejorar tu tiempo.

Cuando llega ese momento en el que estás en el carro que no te gusta, deberás acostumbrarte a tener que usarlo. Cuando estás usando al personaje de Jack soló podrás cambiar de carro en una de las pocas gasolineras que encontrarás en el camino desde Los Angeles hasta New York. Esto se debe a que el juego de por sí no tiene una forma en el que puedas regresar hacía atrás para cambiar el carro (Sí, acostúmbrate!).

Need for Speed: The Run fue hecho con Frostbite 2 lo cual nos deja impresionados con los lugares que visitas en el juego como las Rocky Mountains, el Parque Nacional de Yosemite o Downtown Chicago. Aunque no son réplicas exactamente iguales a las reales, cumplen con transmitir los suspiros de belleza. Desafortunadamente, esos mismos suspiros no pueden llegar cuando se trata de interrumpir las carreras. Los problemas primordiales son el salir fuera de la pista o chocar causando destrucción total de tu carro, consecuencia es un “loading” que tarda un buen rato y regresar al checkpoint más reciente. Lo mismo ocurre cuando Jack decide salir corriendo del carro y debes esquivar la policía y las balas.

A pesar que son muchos los fanáticos que han terminado con sus corazoncitos destrozados o por lo menos un poco defraudados, no sean tan trágicos. Need for Speed: The Run bajo el brazo de Black Box se podría mencionar como un intento de regresar a lo que anteriormente la franquicia si valía la pena de disfrutar. Si todavía no has jugado Need for Speed: The Run dale la oportunidad de entretenerte aunque sean en carreras online contra tus amistades.

Disclaimer: Recibí una copia del juego. Esta es mi reseña y opinión. Este artículo no ha sido editado por terceros.

¿Qué opinas sobre la noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.