Aunque se puede decir que lo tenían bien callado, parecer que Sega fue la víctima de un ataque de hackers. A lo largo de esta mañana han estado enviando correos electrónicos a todos los miembros de Sega Pass, anunciando que se había detectado una entrada no autorizada en su base de datos durante las últimas 24 horas y por eso habían cerrado el servicio.

Además de pedir disculpas han asegurado que ningún tipo de información sobre pagos ha sido robada, ya que Sega no las almacena.

¿Qué opinas sobre la noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.