The Elder Scrolls V: Skyrim Special Edition está a punto de llegar a nuestras manos. Los jugadores en consolas podrán disfrutar por primera vez el uso de los mods.

La libertad de mods no será tan grande como en PC, ya que se tendrán ciertas restricciones de espacio, que son más grandes para PlayStation 4 que en Xbox One, que no te permitirán llenar el disco duro de puros mods.

Según ha informado Bethesda, Skyrim Special Edition en PlayStation 4 solamente te permitirá utilizar un 1 GB de espacio para mods. Mientras que en Xbox One es totalmente diferente, los usuarios podrán instalar hasta 5 GB de mods en su consola.

Una de las razones para tal decisión para PlayStation 4 es porque Sony no va a permitir que los mods utilicen materiales externos del juego. Es decir, estarán disponibles algunos como el menú de trampas de Fallout 4, pero no podrán realizar otras modificaciones como el mod de Crash Bandicoot.

The Elder Scrolls V: Skyrim Special Edition estará llegando el 28 de octubre.

¿Qué opinas sobre la noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.