Han sido varios meses consecutivos que las ventas en el territorio americano han sido liderados por el PlayStation 4. Pero durante el mes de julio tuvieron que ceder el primer puesto de las listas de ventas para el Xbox One.

Los datos que han sido ofrecidos por la firma de análisis de mercado NPD, la consola de Microsoft logró ser la más vendida en Estados Unidos durante el mes pasado. Seguramente se puede dar reconocimiento por las diversas ofertas y rebajas de precio que tuvo la consola antes de la llegada del nuevo Xbox One S.

La compañía ha desvelado, que el tiempo de juego en su consola ha aumentado un 18% respecto al mismo periodo del año pasado. Sumando un total de 1,500 millones de horas.

Ahora debemos estar pendientes al movimiento que esté realizando Microsoft, para mantener esta tendencia en agosto debido a la llegada del nuevo modelo S mientras sigue liquidando el stock existente de la antigua Xbox One.

¿Qué opinas sobre la noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.