RV Investigator

Es bastante complicado encontrar un lugar en el mundo que no haya sido tocado por la mano del hombre. Las bolsas plásticas ya se pueden encontrar en todas partes pero ¿qué pasa con el aire?

Gracias a una expedición de científicos han localizado sobre el océano Antártico el aire más limpio del mundo. Libre de partículas llamadas «aerosoles» que viajan desde diversas partes del mundo o son producidas por actividades antropogénicas como la quema de combustibles fósiles, siembra de ciertos cultivos, la producción de fertilizantes o la eliminación de aguas residuales.

El estudio publicado en ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’, la científica Sonia Kreidenweis y su equipo confirmaron que el aire de la capa límite que alimenta las nubes más bajas sobre el océano Antártico es completamente prístino.

«Usamos las bacterias que hay en el aire sobre el océano Antártico como una herramienta de diagnóstico para inferir las propiedades clave de la atmósfera inferior», dice en un comunicado el coautor del estudio Thomas Hill. «La Antártida parece estar aislada de la dispersión de microorganismos hacia el sur y de la deposición de nutrientes de los continentes meridionales».

En otras palabras, el océano que rodea la Antártida es uno de los pocos lugares en la Tierra que se han visto mínimamente afectados por los contaminantes ambientales del aire.

Deja un comentario